© 2018 SabeAVino.com

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Design by AMSSMedia.com

  • Noel Aquino Rivera

Wine & Food

Actualizado: 14 de may de 2018


Algunos de ustedes se preguntarán qué es el "pairing" o el maridaje. O mejor dicho, cómo combino el vino con la comida. Ésta reseña es para ustedes.


Comencemos discutiendo de manera bien sencilla eso de "pairing" y maridaje. Querido aficionado del vino, eso no es otra cosa que la unión del vino con la comida y la comida con el vino, la misma debe provocar que se realcen los sabores de ambos. Esto ya confeccionada la comida. Pero, si cocinas con vino, trata de usar el mismo estilo cuando lo vayas a servir.


Esto me lleva a responder otra pregunta. ¿Cómo logro saber si esa unión del vino con la comida y viceversa es beneficiosa? Sencillo, experimentando, pero, por suerte ya otros nos han dejado una ruta para que esa experimentación sea una más guiada. Éste será el propósito de éste escrito.


Vamos al grano, Kevin Zraly nos recomienda lo siguiente:


  • Observo primero la lista de vinos y escojo el vino

  • Luego decido cómo hacer mi comida de la siguiente manera:

  1. ¿Qué tipo de vino me gusta?

  2. La textura de la comida (pesada o ligera)

  3. Preparación (salteada, horneado, parrilla)

  4. Salsas (cremosa, tomate, vino, etc.)

Él nos ofrece un ejemplo de cómo opera esto: es habitual exprimir un poco de limón fresco sobre ostras con queso Parmesano rallado sobre pasta marinara porque esta combinación realza los sabores del plato. Es que diferentes comidas y vinos poseen distintos aromas, texturas y sabores. Combinar todo esto provoca sabores más interesantes que solo tomar agua en la cena. Mientras más sabrosa la comida, más sabroso debe ser el vino escogido.

Ya lo sé; ¿dónde está la lista para empezar a experimentar más guiadamente? Aquí unas sugerencias que Zraly nos ofrece:


Quesos:

  • Cabra: Sancerre o Sauvignon Blanc

  • Manchego: Rioja o Brunnello di Montalcino

  • Parmesano: Chianti Classico, Brunello di Montalcino, Cebernet Sauvignon, Burdeos, Barolo o Amarone

  • Brie: Champagne o vinos espumosos

  • Roquefort: Sauternes

¿Para los aperitivos? No importa qué, el Champagne y vinos espumosos son idóneos para ese momento.


Vinos blancos ligeros:


(Albariño, Verdejo, Sauvignon Blanc, Pinot Grigio,  Chablis, Riesling de Alsacia)

-almejas, lenguado, ternera, ensalada, ostras, pepinillos, maíz.


Vinos blancos medianos:


(Chardonnay, Gewürztraminer, Paully Fuissé, Paully Fumé, Sencerre, Mâcon, Gavi, Chablis Premier Cru)-róbalo, pargo, pimientos, berenjenas, scallops, chayote, tomate, calabacín, coliflor.


Vinos blancos con cuerpo:


(Chablis Gran Cru, Chardonnay, Viognier, Puligny Montrachet)-pimientos, coliflor, pato, berenjenas, langosta, salmón, atún, tomate, calabacín, pez espada, pollo asado.

Vinos tintos ligeros:


(Beaujolais, Pinot Noir, Rioja Crianza, Valpolicella)

-pato, maíz, salmón, pez espada, atún, calabacín, tomates, pimientos.


Vinos tintos medianos:

(Barbera, Chianti Classico, Chianti Classico Reserva, Valle del Ródano, Malbec, Merlot,  Pinot Noir, Zinfandel, Syrah, Rioja Reserva y Gran Reserva,Cabernet Sauvignon)

-berenjenas, setas, papas, pollo asado,  chuletas.


Vinos tintos con cuerpo:

(Barbaresco, Barolo, Burdeos, Cabernet Sauvignon, Châteuneuf-Du-Pape, Malbec, Merlot, Syrah, Zinfandel, Hermitage) -carnes, chuletas de Cordero, patas de cordero, chuletas de ternera, sirloin, setas, papas.


Postres (vinos):


  • Madeira: "milk chocolate", tartas de nueces, postres de café

  • Porto: "dark chocolate", nueces

  • Sherry (Pedro Jimenez): bizcocho de pasas con mantecado de vainilla

  • Vouvray: tarta de frutas, frutas frescas

  • Sauternes o Tokay: crème brûlée, queso Roquefort, postres de caramelo y nueces, tartas de frutas

  • Riesling Beerenauslese: tartas de frutas, galletas de almendras y crème brûlée

Espero haber podido servirles de ayuda para hacer de tu cena una más espectacular.

23 vistas